Violencia obstétrica: una práctica invisibilizada
Violencia obstétrica: una práctica invisibilizada

La violencia obstétrica es violencia de género, las personas gestantes pueden elegir cómo y con quién parir, es un derecho.

En Argentina en 2004 se sancionó la Ley 25.929 conocida como Ley de Parto Respetado y 11 años despúes, en octubre de 2015 se reglamentó. Esta normativa además de establecer la obligatoriedad de las prepagas para cubrir ciertas prestaciones vinculadas con el embarazo y el parto, pone el foco en los derechos de las personas gestantes tanto en los momentos previos, posteriores y durante el parto. Además hace hincapié en el trato que debe recibir la persona gestante, el acceso a la información, el respeto a la intimidad y el derecho a estar con su hijx en todo momento, entre otros ítems  vinculados a los derechos de madres, padres y niñes.
En diálogo con Megafón radio, Cecilia Valentini, Lic. en Comunicación Audiovisual de la Universidad Nacional de San Martin (UNSAM), doula, creadora de Somos Cíclicas y miembro de Colectiva Doulas Feministas propone reprensar qué sería un parto respetado.

Qué es respeto  y qué es violencia
Valentini contó que la violencia gineco-obstétrica es una violencia «perfecta» porque todavía esta naturalizada y bien maquillada. Por lo tanto resaltó que posibilemente muchas personas fueron víctimas y aún lo desconocen. En este sentido consideró importante resaltar que la violencia ginecoobstétrica es violencia de género. 

«La ley de Parto Respetado puntualiza en ciertos aspectos sobre los derechos que tenemos las personas en el momento de gestar, parir y recibir a lxs bebés. En lo concreto, en lo pragmático no se cumple y las denuncias son encajonadas o quedan en trámites adminsitrtivos. Al momento no ha llegado ninguna denuncia de violencia obstétrica a una instancia judicial», explicó la creadora de Somos Cíclicas. 

La ley garantiza, entre otros, el derecho a:- Un parto normal, que respete tus tiempos.- Que no te discriminen.
– Que se respete tu intimidad.
– Elegir a la persona que te acompañará durante el trabajo de parto, el parto y el posparto.
– Que tu bebé esté en su cuna a tu lado, durante toda la internación (a menos que necesite cuidados especiales).
– Que vos y tu familia reciban toda la información necesaria, en un lenguaje claro, sobre tu estado y la evolución del parto y del bebé.
– Conocer los beneficios de amamantar y los cuidados que necesitan tanto el recién nacido como vos en esta etapa de la vida.
– Conocer los efectos negativos del tabaco, el alcohol y las drogas.
una vez que entendemos que un parto es un proceso fisiológico, involuntario, un evento de la salud sexual que necesita intimidad, cuidado para no ser entorpecido es muy difícil comprender cómo la mayoría de las personas llegamos a parir en instituciones de salud

Parto natural o cesárea ¿cuál es el criterio de las instituciones de salud?
Resulta oportuno recordar que la operación cesárea es un procedimiento quirúrgico destinado a resolver problemas durante el proceso de nacimiento. Según indican desde el Ministerio de Salud de la Nación, en los casos indicados, es una intervención eficaz e irreemplazable. Fuera de esas indicaciones precisas, como toda intervención quirúrgica, supone riesgos. Por eso no es (ni debería ser) una operación “a pedido”.

«En la actualidad las cifras muestran que un gran número de partos son intervenidos, medicalizados, con el objetivo de generar una atencion más rápida, más controlada  (…) los profesionales tiene que cumplir con protocolos institucionales, a veces no se trata de quienes asisten sino de la institución», detalló Valentini.

Además la doula subrayó la importancia de cambiar de profesional si la persona no se siente a gusto y recomendó el portal  el parto es nuestro que esta formado por usarios y usuarias del sistema sanitario donde comparten información. «Estiman que el 10% de las intervenciones estan basadas en evidencias científicas mientras que el 90% restante son intervenciones que tienen potencialmente la posibilidad de causar algún daño y no hay ningun beneficio demostrado», dijo Valentini.

También contó que existe la cadena o cascada de intervenciones que es el conjunto de acciones que se suelen realizar para medicalizar el parto, «a veces estas atenciones suponen un riesgo a las personas gestantes o al bebé y sucede que produce un número injustificado de cesarias o partos violentos».

Consultada sobre la aplicación de la Ley de Parto Respetado dijo que al día de hoy la norma la continúan militando para que se repete el derecho de las mujeres. «No es un capricho, ni una moda, es una de las preguntas que nos hacen las personas que empiezan en la búsqueda de profesionales,  falta mucho para afirmar que cualquier profesional va a garantizar nuestros de rechos en el parto y nacimiento», expresó.

Para aquellas personas que están gestando recomendó que busquen doulas que trabajen por la zona donde reciden o se mueven a diario, también señaló la importancia de investigar en el plan de partos que es un documento que se puede presentar a la institucion donde se diagrma un mapa, un panorama de las intervenciones que no querés pasar y los derechos que querés que se garanticen en el momento del parto y nacimiento.

Para más información podes ingresar en Somos Cíclicas aquí

2022-12-02 14:00:00
Categoría: Derechos humanos
Relacionados
Contactanos
Categorías

2021– © Rescoldo Todos los derechos compartidos

Editora asociada: María Laura Morales

Editor asociado: Pablo Bussetti

Portal con perspectiva de género y derechos humanos.

Desarrollado por Puro Web Design.

A %d blogueros les gusta esto: