Hermana soltá el reloj: Campaña que cuestiona el mandato de maternar
Hermana soltá el reloj: Campaña que cuestiona el mandato de maternar

Una encuesta de Mujeres que no fueron tapa indica que siete de cada diez mujeres se arrepienten de haber sido madres.

Hermana soltá el reloj es un campaña que hace hincapié en los mandatos sociales que recaen en las mujeres, sobre el uso y el paso del tiempo y la maternidad. De la encuesta que realizaron participaron 10.700 mujeres y el 51% respondió que maternar fue una decisión mientras que el 49% dijo que no fue elegido. De la encuesta se desprende que 7 de cada 10 mujeres se arrepienten de haber sido madres.

«No ser madre es una reflexión porque la presión social es muy grande. Hoy hablamos del deseo de no maternar (…) La campaña es ambiciosa porque pretendemos abordar muchos aspectos que tienen que ver con las mujeres, el paso y el uso del tiempo. Uno de los objetivos es poner en cuestión la construcción del ideal femenino, la identidad, qué implica cumplir con una serie de requisitos antes de los 35 años para ser una buena mujer», contó Lala Pasquinelli fundadora de Mujeres que no fueron tapa en Radio Gráfica.

Aunque parezca exagerado la realidad es que desde que nacemos a nosotras nos preparan para ser madres, venimos a este mundo a eso, a ser buenas madres, que además es lo que nos dará felicidad, nos hará sentir realizadas y permitirá conocer el amor verdadero. ¿Qué pasa con las que no queremos serlo? A quienes sentimos y expresamos que la maternidad no es algo que está dentro de los planes o del deseo generalmente algunas de las respuestas que recibimos son: «ya te van a venir las ganas», «todavía sos muy joven», nunca falta el «te vas a arrepentir» o «no des más vueltas que el tiempo te corre». Al parecer todo indicaría que si sos mujer tenés que desear tener hijos o de lo contrario serás una persona infeliz, que no está realizada y solitaria.

«Es impensado que una mujer no quiera ser madre entonces lo mas probable es que «te arrepientas», cuando una chica de 10, 11 o 12 años queda embarazada hay mucha gente que piensa que está muy bien que sea madre, pero si querés a los 15 años ligarte las trompas te dicen que no, que sos muy joven y te vas a arrepentir (…) Es inaceptable socialmente el reconocimiento del deseo de no maternar«, reflexionó Lala Pasquinelli.

En las mujeres recaen muchos mandatos sociales que indican el deber ser mujer, el deber ser buena mujer: tener una carrera universitaria, trabajar de lo que estudiaste, ser exitosa profesionalmente, «conseguir» novio – hombre, casarte – juntarte, tener hijos, si es la nena y el nene mejor, criarlos, trabajar y ser linda, entendido esto dentro de los parámetros hegemónicos porque ya es sabido que no existe lo lindo y lo feo per se, es una construcción el concepto de belleza.

«Hemos ido acumulando mandatos y también intentando acceder a los espacios de poder y reconocimiento que históricamente han tenido los varones y acumulando estas tareas, pero los varones no, y todo esto nosotras lo hacemos en soledad. Y en general todo esto tiene que ser hecho entre los 30 y 35 años (…) Además si no tenés pareja sos una fracasada, sos la solterona, la que va a quedar para vestir santos, a la que la sociedad mira para otro costado, la rota, la fallada», contó la fundadora del blog y proyecto educativo MQNFT.

Hermana soltá el reloj viene a problematizar los mandatos y a hablar también de las consecuencias de las presiones sociales que recaen en las mujeres. Nosotras somos educadas bajo el ideal de la maternidad rosa, nos dicen desde chicas que el amor verdadero lo vamos a conocer maternando, que esa es la única experiencia de realización, el dejar descendencia, formar una familia (tradicional). «Por el otro lado está el modelo de la maternidad rosa donde todo lo que sucede es felicidad, en el embarazo, en el puerperio que no se nombra, nadie habla de los problemas de de salud, no hay contingencias en ese relato y la madre es la que se realiza en el cuidado abnegado», contó Lala Pasquinelli.

Es importante reflexionar al respecto, por qué cuando un padre está ausente o no pasa la cuota alimentaria no es considerado un mal padre pero si eso lo hace una mujer es cuestionada y demonizada socialmente? ¿Cuáles son las circunstancias en que las madres están maternando? Mi experiencia personal me muestra que muchas amigas que son mamás lo hacen soledad y en condiciones de explotación, realizando las tareas de cuidado, manteniendo económicamente al niñx, dejando de lado su crecimiento profesional, sin una red de apoyo y contención. No sólo es necesario que podamos desnaturalizar este mandato que nos lleva en muchas ocasiones a reproducir un modelo de vida que nos hace infelices, necesitamos que cambie para nosotras y les niñes de ahora y los del por venir, porque tampoco es justo que la crianza se de en condiciones de extenuación, rotura y cansancio.

2022-06-21 14:00:00
Categoría: Géneros
Relacionados
Contactanos
Categorías

2021– © Rescoldo Todos los derechos compartidos

Editora asociada: María Laura Morales

Editor asociado: Pablo Bussetti

Portal con perspectiva de género y derechos humanos.

Desarrollado por Puro Web Design.

A %d blogueros les gusta esto: