Política feminista y asociativa en Las Heras
Política feminista y asociativa en Las Heras

Un grupo de mujeres formaron la Cooperativa Fernanda Toledo en Mendoza, un espacio de desarrollo laboral y de militancia social.

Fernanda Toledo fue una joven costurera y artista del barrio La Gloria, víctima de femicidio en 2009 perpetrado por su pareja frente a sus hijxs. Su caso se transformó en una bandera de lucha en la provincia mendocina, su familia, amistades, organizaciones sociales y artistas se movilizaron para visibilizar el caso y exigir que se reconozca que había sido víctima de violencia por razones de género extrema.

Fue a partir del proceso de búsqueda de justicia que un grupo de mujeres empezaron a reunirse y a poner en común los problemas que atravesaban cada una de ellas. «Unificamos las diferentes violencias a las que estábamos expuestas nosotras en los barrios populares y surgió la necesidad de generar un espacio de trabajo en el que contemplen los tiempos y las necesidades de madres y mujeres que necesitábamos trabajo pero que al recaer sobre nosotras todas las tareas de cuidado se nos dificultaba el acceso«, contó Melisa Ovejero, integrante de la cooperativa en diálogo con Media Vuelta por Megafón radio.

En la actualidad 10 mujeres de diferentes edades llevan adelante el proyecto solidario que recibió su matrícula el año pasado. «La mayor parte de las personas que trabajan en la economía popular son mujeres, nosotras somos las que llevamos adelante los diferentes oficios y es necesario que cambiemos el paradigma, la cooperativa no es solamente un espacio de trabajo, también es un lugar de militancia, hay que cambiar las formas de vincularnos laboralmente«, detalló Ovejero y agregó «Nosotras no tenemos tantas instancias de encuentro justamente por las tareas de cuidado que realizamos, la única posibilidad de poder organizarnos es a través del trabajo».
La cooperativa Fernanda Toledo promueve la horizontalidad, la dignidad del trabajo asociativo, sin patrón, quienes forman parte del proyecto solidario creen en la capacidad del campo popular de organizarse y luchar para la adquisición de derechos de las mayorías generando poder popular e igualdad de oportunidades. Hoy cuentan con diferentes líneas de producción: juegos para las infancias que apuntan a la no competencia, que están diseñados junto a educadores populares, además realizan sublimación y merchandising: pecheras, remeras, gorras, barbijos, bolsos, etcétera y llevan adelante espacios de formación y acompañamiento a otros grupos productivos, arman y brindan talleres a otras cooperativas. «Somos mujeres feministas y militantes, según un estudio de la universidad de cuyo el 80% de las trabajadoras de la economía popular son mujeres pero la representatividad la tienen los hombres, tenemos que ocupar esos puestos (…) participamos, generamos ideas, creamos proyectos, nos apoyarnos entre nosotras y eso lo podemos hacer gracias al trabajo», concluyó Ovejero.

2022-08-12 14:00:00
Categoría: Política
Relacionados
Contactanos
Categorías

2021– © Rescoldo Todos los derechos compartidos

Editora asociada: María Laura Morales

Editor asociado: Pablo Bussetti

Portal con perspectiva de género y derechos humanos.

Desarrollado por Puro Web Design.

A %d blogueros les gusta esto: